Siete Estrategias para Alcanzar el Éxito (Parte 1)

Una vez que sabemos cuáles son nuestras metas en la vida, para ir tras ellas debemos recorrer un camino cuyo inicio es el momento en el que estamos actualmente. El recorrido de ese camino será más efectivo si contamos con una planificación adecuada de las acciones a tomar. En el libro de Jim Rohn "Siete Estrategias para Alcanzar Riqueza y Felicidad" encontramos una clara guía para transitar ese camino de la mejor manera. En esta primera nota, las dos primeras estrategias.

Estrategia 1: Liberar la Fuerza de los Objetivos

De todos los factores que afectan nuestras vidas, ninguno tiene tanta capacidad potencial de beneficiamos como nuestra facultad de soñar. Sin embargo, para liberar este poder es necesario que los sueños estén muy bien definidos. En ese sentido, los objetivos son fundamentales. Al igual que los sueños, los objetivos bien concretos funcionan como imanes; nos arrastran en su dirección. Cuando sabemos bien lo que queremos y lo deseamos con la fuerza suficiente, encontramos fácilmente la manera de conseguirlo.

La gran pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué es lo que nos motiva? A cada persona lo motiva una cosa diferente. Pues bien, ¿Cuáles son los elementos motivadores por excelencia? Dejando aparte el deseo obvio de bienestar económico, existen otras cuatro grandes motivaciones: el reconocimiento, la sensación de victoria, la familia y la generosidad.

La primera motivación es el reconocimiento. Las grandes empresas y los directores comerciales sagaces saben que muchas personas hacen más por lograr el reconocimiento de los demás, que por cualquier otra recompensa de tipo material. La segunda razón por lo que algunas personas llegan a la cumbre es por lo que se siente al ganar. Ésta es una de las mejores motivaciones. El tercer gran motivador es la familia. Muchas personas harían por su familia lo que no son capaces de hacer para sí mismos. Por último, el deseo de compartir nuestra propia riqueza es el cuarto gran motivador.

El verdadero valor de plantearnos objetivos no reside en que al final los alcancemos. Estrictamente hablando, la adquisición de las cosas que deseamos es un elemento secundario. La razón principal de plantearnos los objetivos es la de forzarnos a convertirnos en una persona que se propone alcanzarlos.

Estrategia 2: Buscar la Sabiduría

Una de las estrategias fundamentales para disfrutar de la vida consiste en disponer de la información necesaria para alcanzar la meta deseada. En ese sentido, es muy importante saber cómo podemos reunir ese conocimiento.

Hay dos formas de conseguir la sabiduría: una es aprender lo que nos enseña nuestra propia vida; la segunda es estudiar la vida de los demás. Debemos aprender a reflexionar, que es el acto de ponderar los acontecimientos de nuestra vida con la intención de sacar enseñanzas. Los acontecimientos de nuestra vida son la mejor fuente de información. De manera que no debemos repasar simplemente nuestra vida, sino que debemos sacer conclusiones de ella.

Otra forma de aumentar nuestros conocimientos es a través de la experiencia de otras personas. Para aprender de los otros podemos utilizar tres vías: leer la literatura publicada (libros, audios y videos), escuchar la sabiduría o las tonterías de los demás y observar a los triunfadores y a los derrotados.

Como pasa con todo lo que es valioso, para aumentar nuestros conocimientos también debemos pagar un precio. Y esto, por desgracia, frena completamente a muchos. La búsqueda del conocimiento requiere realizar una inversión; en particular, de tres tipos: dinero, tiempo y esfuerzo.

Siete Estrategias para Alcanzar el Éxito (Parte 2)

Siete Estrategias para Alcanzar el Éxito (Parte 3)

Categoría: Desarrollo Personal | Tags: . Deja un comentario


Deja un comentario