¿Qué es el Carry Trade?

El proceso de intermediación financiera es una de las actividades más antiguas del mundo. El mismo consiste en captar fondos a un costo barato (tasa pasiva) para prestarlos a una tasa mayor (tasa activa). La diferencia entre ambas tasas (spread) es la ganancia del intermediario. Básicamente, este el proceso que realizan los distintos bancos. A esta altura, una pregunta que podemos hacernos es la siguiente: Como inversores individuales, ¿Podemos hacer algo parecido a esto? La respuesta a esta pregunta es, sí, podemos; aplicando lo que se conoce como carry trade.

El Carry Trade es una estrategia de trading que consiste en tomar préstamos de dinero a una baja tasa de interés para invertirlos en algún activo que nos proporcione una mayor tasa de retorno. En un carry trade vendemos una moneda con baja tasa de interés (nos endeudamos) y convertimos ese monto prestado en otra moneda, de modo de usar esos fondos para un depósito que nos pague una mayor tasa de interés o bien para invertirlos en activos (como acciones, bonos, o commodities) con una mayor tasa de retorno. En otras palabras, tomamos dinero prestado en una moneda a tasas bajas para colocarlo en otra moneda a tasas más altas.

Sin embargo, a pesar que como inversores individuales podemos aplicar esta estrategia, en general, debido a los riesgos que conlleva, es más apropiada para entidades con un buen respaldo financiero. Uno de los riesgos a los que estamos expuestos es que haya una caída abrupta en el precio de los activos invertidos. El otro gran riesgo es el vinculado al tipo de cambio. Si la moneda con la que nos financiamos sufre una depreciación respecto a la moneda que tomamos prestada, estaremos en problemas.

Analicemos todo esto con un ejemplo. Supongamos que pedimos prestados 10,000 yenes a un banco Japonés a una tasa del 1% anual. Este dinero lo convertimos en dólares y lo invertimos en la Bolsa con el objetivo de lograr un 10% de rentabilidad anual. Si se cumplen nuestras predicciones, y el tipo de cambio yen/dólar no cambia, nuestro retorno neto será del 9% (10 – 1 = 9%). En cambio, si hay una brusca corrección de mercado y éste cae en un 15%, entonces nuestra pérdida total será del 16% (-15 – 1 = -16%).

Continuando con el ejemplo, supongamos que en vez de invertir los dólares en la Bolsa decidimos colocarlos en un depósito que nos da el 5% de interés. En ese caso, si el tipo de cambio yen/dólar no cambia, luego de un año la ganancia de nuestro carry trade será del 4% (5 – 1 = 4%). Por su parte si el tipo de cambio varía, podremos tener lo siguiente. Si el yen se aprecia en un 10%, nuestro retorno será del 14% (5 – 1 + 10 = 14%). En cambio, si el yen se deprecia en un 10%, nuestro retorno será del -6% (5 – 1 – 10 = -6%).

Categoría: Inversión en Bolsa | Tags: , . Deja un comentario


Deja un comentario